De dónde venimos y hacia dónde vamos

Bienvenidos!!! El ciberespacio es muy parecido a nuestro país, la República Argentina: un lugar donde todo parece posible pero la gran mayoría de las cosas son mentiras, donde nos encontramos de muchas maneras pero a la vez nos separamos de lo verdadero. Entonces, ¿por qué no usarlo para pensarnos como individuos y ayudarnos a la única búsqueda que nos es común como humanidad: la búsqueda de la felicidad?. Ojalá estemos de acuerdo, pero más deseo aún que discutamos, porque será la manera de definir entre todos un camino mejor al que venimos llevando.

miércoles, 13 de enero de 2010

El Pato Fénix, nuestro pájaro nacional

Otra virtud que tiene la residencia en nuestras costas tiene que ver con la posibilidad de caerse y levantarse tantas veces como la voluntad lo permita.

Creo que los argentinos somos una cruza de Pato Criollo con Ave Fénix: nos podemos mandar una deposición por paso pero también podemos resurgir de nuestras cenizas como el ave mitológica.

Como país, nos hemos levantado de crisis que aparecían como terminales, que hubieran transformado en un desierto a cualquier país con menos recursos; además venimos pasando por los desatinos de muchos gobiernos y vamos saliendo adelante, más o menos heridos pero seguimos con nuestras vidas.

Como personas, conozco infinidad de ejemplos de connacionales que se han caído y levantado varias veces, aprendiendo de cada derrota transitoria y que han vuelto a tener oportunidades de resurgir. Es claro, hablo que se puede generar la oportunidad, no que el país la haga más fácil; pero me pregunto si, en sociedades más exitistas que la nuestra, se le vuelve a dar una chance al "perdedor"...

No cabe duda que no es la situación ideal, sería preferible que no tuviéramos que pasar por tantos sufrimientos pero este escenario nos viene dando cierta resistencia o, hablando más apropiadamente, resiliencia.

Tal como los atletas que entrenan ciertas partes de su cuerpo según la disciplina en la que quieren destacarse, los argentinos hemos desarrollado en estos años los músculos de la supervivencia.

En otros países (los llamados "normales"), la pérdida del crédito personal equivale a la muerte civil, acá es una circunstancia desgraciada pero no definitiva.

Esto, claro está, siempre y cuando pongamos en movimiento la voluntad de seguir adelante.

Saber que existe la posibilidad de revancha nos da la chance de arriesgarnos, de saber que no todo es una cuestión de vida o muerte, que algo nos puede salir mal porque luego lo podremos hacer mejor, que las caídas son definitivas sólo en la medida que decidamos que sea así.


videoAcá les adjunto una escena de Rocky VI, un personaje que, si bien no brilla por sus dotes intelectuales, ofrece una simple filosofía de la vida que los argentinos deberíamos tener muy en cuenta en nuestra búsqueda de la felicidad.

Tener en cuenta este dato nos puede dar una sensación de liviandad y de esperanza que nos viene muy bien en medio de tantas tormentas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada