De dónde venimos y hacia dónde vamos

Bienvenidos!!! El ciberespacio es muy parecido a nuestro país, la República Argentina: un lugar donde todo parece posible pero la gran mayoría de las cosas son mentiras, donde nos encontramos de muchas maneras pero a la vez nos separamos de lo verdadero. Entonces, ¿por qué no usarlo para pensarnos como individuos y ayudarnos a la única búsqueda que nos es común como humanidad: la búsqueda de la felicidad?. Ojalá estemos de acuerdo, pero más deseo aún que discutamos, porque será la manera de definir entre todos un camino mejor al que venimos llevando.

viernes, 1 de enero de 2010

La Viveza Criolla: Cómo ser vivo sin ser inteligente

Acá en el título tenemos otro de nuestros lados oscuros: La famosa Viveza Criolla está absolutamente endiosada en nuestro país y creo que es otro de nuestros flancos débiles, ya veremos por qué.

En nuestro país, lo más importante de todo es ser "vivo", no interesa tanto ser capaz, mucho menos trabajador y ni hablar de honorable...Más aún, si uno no tiene la suerte de ser vivo, lo más importante es que no sea o no quede como un boludo. Una curiosidad; la palabra boludo es un invento argentino, como la birome o el colectivo; dicen que los inventos son fruto de la necesidad, así que, evidentemente, acá necesitamos ese tipo de definiciones para calificarnos entre nosotros.

Tratemos de definir la viveza criolla: Dícese de la habilidad de caer siempre bien parado, en lo posible dejando mal parado al otro. Esto es imprescindible, un vivo argentino no puede existir si no existe alguien a quien tomar de boludo. Es casi un requisito esencial, la caracterología del vivo criollo se define por comparación, no es tanto una virtud que uno detenta sino que la cuestión pasa por ser más rápido que los demás, darse cuenta antes, "avivarse", aventajar al otro (que pasa a revistar en la categoría de boludo...) y poder burlarse del que quedó por el camino en la carrera. Y si esto lo podemos compartir con un grupo muy grande, mucho mejor!!!. Allí funciona el vaso comunicante: si nos identificamos con el vivo nos alejamos del riesgo de ser boludos, la risa que nos da ver a un vivo en acción es más de alivio por no estar en la posición del boludo que la verdadera gracia que la situación nos puede causar.

Ejemplo: Marcelo Tinelli, prototipo perfecto de vivo criollo, se ha dedicado durante años a difundir en su programa la viveza, la cargada y la burla a algún boludo de turno, desde un ciudadano común (en complicidad con su familia...) al que le arruinaban su día, sus vacaciones, su auto, etc., con la excusa de entregarle luego algún premio (o sea, mientras después te pague te puedo hacer quedar como un boludo, total...) o confirmar la sospecha que las modelos son todas boludas, a las que se puede cargar impunemente.

El paroxismo de la viveza se produce cuando hace quedar como un boludo al Presidente del país (más allá de los evidentes méritos de Fernando de la Rúa...), con lo cual no sólo es vivo sino que además es nuestro Vengador Nacional.

Otro ejemplo, aún más grave, de nuestra admiración por la viveza y los vivos: Carlos Menen, el epítome del vivo criollo. Podremos decir que Menen fue corrupto, inescrupuloso, mentiroso, defraudador de la confianza pública; en fin, "virtudes" que ningún ciudadano medianamente informado podía desconocer. Ahora, que levante la mano aquél que pueda decir que pensaba que era un boludo...Me hago otra pregunta: ¿Podrá ser que lo hayamos elegido como nuestro presidente, como el rector de los destinos de nuestro país TRES VECES porque sabíamos que "¡¡¡El Turco es un vivo bárbaro!!!"?.

Claro, perseguir la posibilidad de ser un vivo nos aleja de otras virtudes que tenemos o que podemos desarrollar y que no están tan impuestas en el inconsciente colectivo como positivas.

Los dejo por hoy reflexionando sobre esto. Ahhh, me olvidaba: hoy comenzamos un nuevo año, buena oportunidad para preguntarnos sobre cómo queremos que sea, yo les deseo que se animen a soñar, más allá de lo que veamos como posible.

Les regalo una frase: "Si has construido un castillo en el aire, no te arrepientas, es el lugar correcto para construirlo; ahora tienes que ponerle los cimientos desde abajo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada