De dónde venimos y hacia dónde vamos

Bienvenidos!!! El ciberespacio es muy parecido a nuestro país, la República Argentina: un lugar donde todo parece posible pero la gran mayoría de las cosas son mentiras, donde nos encontramos de muchas maneras pero a la vez nos separamos de lo verdadero. Entonces, ¿por qué no usarlo para pensarnos como individuos y ayudarnos a la única búsqueda que nos es común como humanidad: la búsqueda de la felicidad?. Ojalá estemos de acuerdo, pero más deseo aún que discutamos, porque será la manera de definir entre todos un camino mejor al que venimos llevando.

miércoles, 27 de enero de 2010

La falta de método como método: Cómo hacer de aquí en más.

He pensado bastante cómo articular la continuidad de este blog, dado que ya estamos entrando en la etapa de la búsqueda concreta de la felicidad en nuestro país y, como buen argentino, estuve tentado de dejarlo medio librado al azar o a la experimentación espontánea, con la idea que el flujo de la creatividad va a ir llevando a buen puerto cualquier iniciativa.



Y si bien no deja de ser cierto esto de nuestra capacidad de improvisación, de la que ya hablamos en una entrada anterior, el hecho de tener que definir esta continuidad me puso ante esa disyuntiva con la que todos nos encontramos o nos hemos encontrado en algún momento: ¿Hago las cosas metódicamente o voy viendo cómo se dan las cosas?



Pasemos en limpio: Un método, cualquiera sea el que elijamos, nos va a conducir a un final lógico, planeado, esperable; nuestra capacidad de improvisación nos servirá para resolver los inconvenientes que puedan aparecer en el camino pero nunca deben ser "el camino".



Se los explico con un ejemplo: Ya todos saben que me he propuesto escribir una entrada por día pero en el camino me encuentro con que a la empresa de energía de Córdoba se le quemó un transformador y está haciendo cortes rotativos en toda la ciudad de seis horas en total, lo que se imaginarán que me deja sin demasiado tiempo para escribir y subir lo escrito a la web.



Como ya elegí el método de sentarme ante el teclado todos los días un rato a reflexionar sobre estos temas, ante la dificultad habilité un cuaderno para llevar notas que me permitan escribir en las pocas horas de electricidad con que me "regala" la empresa. Además, escribo hasta que se corta la luz y luego edito lo que quedó guardado (lo que me acaba de pasar...).


La idea basal que quiero transmitir hoy es ser fiel al método, seguir dirigiéndome en la dirección elegida, no cambiar el rumbo apenas aparece una dificultad, dado que, como vivimos en la República Argentina, la dificultad es casi una certeza!!!
Con esto les quiero decir lo siguiente: Argentino/a que lees estas líneas, elegí un método, una forma de hacer las cosas que sea la tuya propia, analizá los pro y los contras de tu accionar y dirigite a tu objetivo sin cambiar en la mitad del río, salvo que el río cambie su curso; allí serán nuestras fortalezas las que nos permitirán seguir adelante.

Ya seguiremos hablando sobre lo que implica elegir un método, cómo diseñar nuestras metas y dirigirnos conscientemente hacia la felicidad, habida cuenta de las contradicciones y difiicultades que nos aparecerán si somos nativos de este maravilloso y complejo país.

Nos encontramos la próxima, haya luz o no...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada